miércoles, 21 de enero de 2009

Cosas


Inicia un nuevo año y siempre nos preocupamos por hacer las cosas mejor esta vez. Somos humanos y cometemos errores, pero a veces tenemos la delicadeza de reconocerlos, arrepentirnos y trabajar en función de evitar hacer cosas similares más adelante. De esta manera surgen metas en nuestras vidas; metas que todos los meses de enero de cada año, suenan más en el ambiente o están en el propósito fundamental del colectivo social.

La vida muchas veces juega bonito, pero en otras oportunidades la cosa se torna un poco fea. No existe una tesis específica que explique algún patrón de por qué la vida es blanca o negra.

Pensar que lo tienes todo, pero sin entenderlo te sumerges en un vacío inexplicable. Aburrimiento, pesadez, apatía, melancolía, monotonía, etc. Y de pronto intentas hacer algo al respecto pero te desilusionas enseguida. Como aquel niño que logró que sus padres le regalaran un Nintendo y al encender todo, se da cuenta que no le trajo ningún juego.

Supongamos entonces que, bajo aquel panorama, tu vida da una vuelta inesperada y empieza a cambiar todo para mejor. De pronto llega diversión, alegría, simpatía, emoción, sensación, dinamismo, color, etc. Empiezas a vivir intensamente nuevamente y todo parece que sale mucho mejor. Inmediatamente te olvidas de problemas y de obstáculos; despiertas animado y piensas hasta en lo bonito que es el techo. Descansas a plenitud y hasta te duermes bien tarde porque te empiezan a gustar demasiado los días. Es el caso del niño que tuvo un Nintendo con muchos juegos.

De un momento a otro te despiertas y sientes algo raro. No entiendes, pero sabes que se aproxima alguna cosa. Sin darte cuenta todo desaparece nuevamente. Se fue aquello y esto y lo otro. Reaccionas y te das cuenta que muchas veces los mejores momentos de la vida duran muy poco y hay que vivirlos intensamente. Hubo un cortocircuito y el Nintendo se dañó. Supongo que hay que ver cómo se repara; esa será una de mis metas. No entiendo nada. A veces provoca más bien ser una pulga.

9 comentarios:

MdlA.- dijo...

Been there, done that.
En ese roller-coaster vivo; ese roller-coaster me va a matar.

Claudia dijo...

jajaja sería fino ser una pulga! Pero lo super bueno de la vida es q' tienes opciones así q' repara el nintendo!!

.:ZaZy:. dijo...

Pienso que todos somos protagonistas de nuestra propia historia y superhéroes en la vida de otros....
Siempre que pensamos en cada detalle de la vida ¿Cómo?,¿Por qué?,¿Cuando?... ¿Por qué a mi...?... en fin... y sí, en ciertos momentos pensar en ellas nos da una cierta sabiduría y plenitud que pocos logramos alcanzar pero que a la final nos hubiese gustado llevar mas despacio para ser durante mas tiempo sabio...
no dejes que los rollos del mindo afrecten el tuyo... piensa que lo que pasa es lo mejor... ;) besos July....

Anónimo dijo...

*mundo
*afecten

Ronald Roots dijo...

Jul nacemos libres y estamos predestinados a ser seres monotonos y ajustado a leyes de regulacion del comportamiento, ya sean morales o tipificadas, derrepente la idea es buscar esos pequeños espacios q nos hacen feliz y tratar de repetirlos muy de vez en cuando para q siempre sean originales, umm y buenos panas q nutran de modo interesante las ideas y q sientan de modo sincero tu compañia son una buena terapia, si desechas o conviertes los minutos de alegria en cosa comun y regular pues ahi si de verdad ya no queda nada, paz y rock & roll, por cierto vamos a ensayar coño!!!!

Arturo Luque aka Dr. A.L. dijo...

asi es la vida my dear friend...
a veces hay que reparar el nintendo tantas veces que uno pierde la cuenta...

El.Fher dijo...

chamo repara el mio ahi pues.. PULGOSO

MdlA.- dijo...

Es hora de que escribas otro post, tengo más de un ems esperando!

Anónimo dijo...

My lord tenia tiempo que no leía tus notas y esta me gustó mucho.. Hay veces que uno lo tiene todo para que despues al final no tener nada.. y te cansas demasiado en arreglar el nintendo, espero estés bien! un besoteee...